Inversores y Bancos de Baterías

Los inversores y bancos de baterías son componentes esenciales en los sistemas de almacenamiento de energía y sistemas de respaldo.

Los inversores, también conocidos como convertidores de energía, son dispositivos que convierten la corriente continua (CC) en corriente alterna (CA) o viceversa. En el contexto de la energía eléctrica, los inversores se utilizan principalmente para convertir la energía generada por fuentes renovables, como paneles solares o turbinas eólicas, de corriente continua a corriente alterna para su uso en aplicaciones eléctricas convencionales.

Por otro lado, los bancos de baterías son conjuntos de baterías conectadas entre sí para almacenar energía eléctrica. Estas baterías son recargables y pueden almacenar energía cuando está disponible en momentos de baja demanda o de fuentes renovables, y luego suministrarla cuando la demanda es alta o durante cortes de energía. Los bancos de baterías son una solución efectiva para almacenar energía y garantizar un suministro continuo en sistemas de respaldo o en aquellos que utilizan fuentes intermitentes de energía, como la solar o la eólica.

Los bancos de baterías funcionan en combinación con los inversores, ya que estos últimos también tienen la capacidad de cargar y descargar las baterías según sea necesario. Cuando la demanda de energía es baja, los inversores pueden cargar las baterías con la energía excedente disponible, y cuando se requiere más energía de la que se está generando, los inversores utilizan la energía almacenada en las baterías para alimentar el sistema.

×